Un edificio inteligente es aquel que automatiza sus procesos para permitir una gestión integrada, generalmente se enfocan en cuatro aspectos importantes: mejorar la eficiencia energética, aumentar los niveles de seguridad, de usabilidad y la comodidad de los ocupantes.

Se entiende que un edificio debe reunir ciertos atributos para que se considere inteligente, pero puede comenzar automatizando sus procesos con soluciones simples o individuales para después escalar sus sistemas a utilidades más complejas

Hay un factor que determina en gran medida pasar de una implementación o aplicación tecnológica a una verdadera solución inteligente: es el manejo de los datos.

*Integrar datos para simplificar procesos

Todos los sistemas generan una ingente cantidad de datos que sólo mediante su integración se hace posible la gestión del edificio inteligente.

De lo contrario, aplicaciones aisladas sólo producen y almacenan información muy difícil de procesar, al menos en tiempo real, para que se emita una respuesta o decisión oportuna.

Los expertos en big data coinciden en que este es el más grande reto para la gestión de una infraestructura, la interconexión de los datos que diferentes aplicaciones y cientos de dispositivos puedan generar de manera eficiente.

Y es que cuanto más “inteligente” es el edificio, más conexiones acumula entre bases de datos centrales, centros de datos y aplicaciones en modo SaaS (software como servicio) externas, por un lado, y funciones empresariales (contabilidad, gestión de nóminas, calendarios compartidos, CRM, etc.), por otro.

Al momento de automatizar procesos, los sistemas deben ser capaces de integrarse, eso hará más sencillo y eficiente el manejo de la información.

*Sistemas de seguridad integrados

En la mayoría de los casos comienzan por los sistemas de seguridad, que incluyen alarmas contra incendios, CCTV y control de accesos, siendo éste último uno de los puntos más críticos de la seguridad.

Uno de los principales propósitos de la automatización es alcanzar niveles de seguridad altos en todos los aspectos, contra el delito, contra las emergencias o accidentes, ante los desastres, etc. Se requiere de sistemas cada vez más avanzados para disminuir los riesgos.

Automatizar el control de accesos primeramente es por seguridad y actualmente es útil monitorear el flujo de personas en un edificio; existen diferentes opciones para abrir puertas, accionar servicios, entrada de vehículos, ubicar a los empleados, y sistemas más avanzados para lugares con alta seguridad.

*Gestión de datos + Gestión de accesos = ACCEFY

La gestión de accesos requiere una plataforma que haga algo realmente útil con los datos que produce, es decir, debe ser capaz de generar reportes fácilmente personalizables de acuerdo a las necesidades de la infraestructura, ya sea manejo de empleados, visitantes, clientes o residentes.

Actualmente, se vuelve esencial la gestión de este tipo de datos, para evitar congestionamientos en los espacios o retrasos en las entradas o salidas, ya que la pandemia está demandando un mínimo de interacciones y mantener la distancia social, lo que puede de manera sencilla estar garantizado con un eficiente control de accesos.

En esta categoría, surgen alternativas desarrolladas localmente, que gestionan a través del Smartphone las llaves digitales, y con un sistema esencialmente simple de usar, instalar y administrar. Se trata de Accefy, una startup tecnológica con sello argentino que brinda todas las funcionalidades para transformar un edificio en una estructura inteligente.

Su plataforma alojada en la nube es capaz de integrarse con otros sistemas, y generar reportes de gran utilidad, desde la gestión de recursos

humanos para la evaluación de la jornada laboral de los trabajadores, por ejemplo, hasta protocolos de advertencia cuando se excede la capacidad de personas en un espacio.

Aquí lo más importante es la trazabilidad de los datos que se producen, para proyectar comportamiento de los usuarios y planear acciones en base a ello. Disponer de dichos datos en tiempo real, también es una de las ventajas de Accefy, dando a los administradores de las llaves una herramienta valiosa para la toma de decisiones.

Además, Accefy es un sistema seguro y de bajo costo, ya que las llaves están en los teléfonos móviles y gracias a un monitoreo centralizado se favorece el ahorro en costos de administración, mantenimiento y personal.

Los edificios inteligentes se sirven de utilidades totalmente integradas que operan en sinergia para cubrir varios frentes al mismo tiempo, optimizando sus procesos y consumo energético. Hacia allá van las construcciones del futuro.

Leave a comment